El origen del Chupa Chups

El origen del Chupa Chups

El origen del Chupa Chups

Chupa Chups, excelente marca de golosina conocida mundialmente, cuyo producto estrella puedes adquirir en tu almacén de golosinas Sevilla, tiene todo lo que se puede pedir en caramelos: Originalidad, color y sabor.

Un invento español

Su creador es Enric Bernat, quien nació en Barcelona y seguía el negocio familiar de las chucherías, tuvo la simple invención de colocarle un palo a un caramelo para el disfrute de los pequeños, de modo que pudieran sacar el caramelo de la boca para hablar, de manera higiénica.

El nombre que llevó esta sabrosa golosina en sus inicios fue Gol, por su forma esférica, pero este careció de éxito por lo que Bernat decidió contratar asesores de marketing y pasó a llamarse Chupa Chups por la publicidad de “Dulce caramelo, chupa, chupa, Chupa Chups”.

El primer Chupa Chups se fabricó en Asturias y su precio inicial era de 1 peseta, un precio elevado para ese entonces, ya que la intención era vender este invento como un producto de calidad.

Un logo diseñado por el mejor

Con un producto de gran apogeo, Bernat buscaría la manera de internacionalizar su gran golosina, por lo que necesitaba tener un logo. A mediados de 1969 era tan famoso por su marca que contrató al gran Salvador Dalí para diseñar su logotipo por una tarifa millonaria.

Se dice que el gran artista tardó tan sólo una hora en dibujar el nuevo logo, integrando solo el color rojo sobre el amarillo, la flor que envuelve el logotipo y teniendo como último aporte, colocar el logotipo sobre la parte superior del empaque, favoreciendo la visibilidad y personalidad propia del producto.

Sin duda una marca ícono del siglo XX que sigue innovando por su sabor.